La FABZ muestra su repulsa ante el derribo de Averly iniciado por la empresa propietaria

Entrada a las instalaciones de Averly

Entrada a las instalaciones de Averly

  • Brial ha comenzado a demoler las naves no catalogadas del complejo de la vieja fábrica, de acuerdo a la autorización de 22 de junio y a la falta de una solución dialogada

  • La entidad vecinal considera que “había cauces de diálogo abiertos y alternativas” y que la empresa pretende “imponer a la ciudad sus intereses con hechos consumados”


Brial ha comenzado esta mañana la demolición de las naves no catalogadas de Averly. En un comunicado, la constructora asegura que su oferta de diálogo para trasladar las viviendas a otro emplazamiento y convertir en equipamiento público todo el ámbito de Averly ha finalizado sin acuerdo. Ante esta situación, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) ha manifestado en una nota “su más enérgica repulsa ante el derribo“.

La FABZ muestra en su comunicado “sorpresa e indignación” ante la entrada de las máquinas en la vieja fábrica. Un derribo, recuerda la Federación, al que se habían opuesto “numerosos organismos culturales nacionales e internacionales“. Y para el que “se habían abierto cauces de diálogo y ofrecido distintas alternativas“.

“Acuerdo inviable”

Una de las concentraciones para evitar el derribo de las naves

Una de las concentraciones para evitar el derribo de las naves

Brial reconoce en su comunicado que a lo largo del último mes “se han mantenido contactos de carácter técnico“, pero que en ellos solo se ha analizado “la situación de las parcelas de equipamiento propiedad del Ayuntamiento en el área G-19-1 de El Portillo“.

La empresa propietaria sostiene que “finalmente ha sido inviable llegar a un acuerdo debido a diferencias en la valoración de la edificabilidad, a las indemnizaciones que el Ayuntamiento tendría que asumir si se frustrara la permuta para preservar los derechos de la propiedad y por impedimentos jurídicos”, remarcan desde Brial.

Hechos consumados

Las conversaciones, de acuerdo a la nota hecha pública por Brial se dieron por finalizadas el martes pasado. El miércoles, la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento suspendió en su reunión de gerencia el punto del orden del día en el que se proponía “aceptar las alegaciones que pedían la catalogación íntegra de Averly y suspender las licencias”, dice Brial.

Y, ante esta situación la empresa ha decidido iniciar la demolición de los edificios no catalogados, de acuerdo a la licencia de derribo concedida el pasado 22 de junio.

La FABZ rechaza rotundamente esta postura de la propiedad, y considera que la realidad ha sido otra. La de “los hechos consumados” por parte de una empresa, Brial “que pretende imponer a toda la ciudad sus intereses particulares“.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + Nueve =