Hojas, tallos y ramas… de naturaleza a arte en el colegio Valdespartera

Niños del colegio Valdespartera en la muestra Huellas del Paisaje.

Niños del colegio Valdespartera en la muestra Huellas del Paisaje.

  • El colegio público Valdespartera acoge para sus alumnos la exposición Huellas del Paisaje, un recorrido que aúna arte y naturaleza.


“¿De qué color son las hojas de los árboles cuando se caen?”, pregunta Mercedes a los alumnos de una de las clases de Infantil del colegio público Valdespartera. “¿Verdes?”, responden dubitativos los niños. “¿Seguro?”, les insiste la directora del centro. Los pequeños se lo piensan, se miran entre ellos y prueban de nuevo, esta vez con mucha más confianza. “¡Marrones!”, gritan todos a la vez.

Acaban de entrar a la sala de profesores del colegio, reconvertida durante toda una semana en un salón expositivo. El acceso está presidido por una divertida recreación artística construida con madera de noguera y de las paredes cuelgan cuadros cargados de tallos, hojas, ramas y cortezas de distintas especies. La muestra se llama Huellas del Paisaje. En ella, todo está fabricado de manera artesanal y con la agudeza de un experto en jardinería que explica su arte con humildad y sabiduría. Se llama Lázaro Vela, es vecino de Montecanal, un gran estudioso de la vida natural y un amante de la floricultura y la jardinería en general. A sus 66 años de edad, atesora multitud de anécdotas. Ha vivido en Madrid, ha recorrido Holanda y Alemania y en su juventud fue incluso Jardinero Mayor del Ayuntamiento de Zaragoza. Es, además, un artista autodidacta.

Intervención artística de la muestra Huellas del Paisaje, en el colegio Valdespartera.

Parte de su obra (lleva creadas más de 400 piezas) descansa durante cinco días en el colegio Valdespartera. “El año pasado conocimos su trabajo en una vista al colegio Joaquín Costa y decidimos traerlo a nuestro centro para que lo disfrutaran los alumnos”, explica Mercedes. Los principales visitantes de la exposición son los niños de Infantil y Primaria, que además reciben una clase maestra a cargo de Lázaro. “¿Quién de vosotros ha comido brócoli?”, les pregunta el experto en jardinería a los niños. “¡Yo, yo!”, responden. “Pues esto que veis aquí -explica mientras señala un cuadro en la pared- son tallos de brócoli”.

Exposición y talleres para los niños

Unos pasos más allá, los niños aprenden lo que es el liquen o la corteza, las hojas secas y todo el arte que se puede hacer con ellos. “Todo lo que hago aquí está confeccionado con restos de la naturaleza”, matiza Lázaro. “Por ejemplo, la intervención artística de la entrada es de una rama de noguera que tiró una tormenta en La Almozara; yo la vi y la recogí”, explica. Los tallos de brócoli los obtuvo de un campo por el que había pasado un rebaño de ovejas comiéndose las hojas.

Niños del colegio Valdespartera en la muestra Huellas del Paisaje.

Lázaro cuida tanto los detalles de su obra que nunca mezcla ingredientes incompatibles. “Vigilo las fases lunares porque influyen mucho en la naturaleza y tengo mucho cuidado de recoger según qué tipo de material dependiendo de la luna”, explica.

Luego vuelve con los niños y les muestra cómo coloca las hojas secas en sus láminas, uniéndolas primero con esparto recogido en uno de sus largos paseos. Los pequeños siguen las explicaciones con entusiasmo, observando cada obra con sumo interés. Ven las hojas y lo que Lázaro crea con ellas y no pueden reprimir la sorpresa plasmada en sus miradas. “Luego haremos un taller en el que algunos de los niños podrán aprender cómo se hacen estas obras”, adelanta Mercedes.

Cuando la exposición termine (está en el colegio del 22 al 26 de febrero), las obras regresarán a la casa de Lázaro. Allí las colocará junto al resto de sus creaciones. “La mayoría las coloco en la bodega, resguardadas de la luz para que se conserven; pero muchas también adornan las paredes de la casa”, explica. El artista ha contagiado su amor por la jardinería incluso a su familia. Su mujer le acompañaba en sus viajes y su hija tiene ahora una empresa centrada en el sector (www.velajardineria.com).

En el colegio Valdespartera (donde estudian 668 alumnos), tanto profesorado como niños han terminado encantados con la experiencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 3 =